Este Siempre Cambiara

El paraíso viene acompañado por la noche. El miedo no viene en burro y por ello no todos pueden vivir en él. La luz de la luna se refleja en las hermosas mascotas de la noche. Entre pieles exóticas de reptiles y plumas suaves de aquellas aves nocturnas. De ojos verdes, azules, amarillos e infinidad de formas y tamaños la magia va viajando.

La oscuridad es dueña de muchas sombras y de aquellos que viven entre ellas. La magia es tan divertida y muy rebelde. Nunca es totalmente tuya pero tu si de ella. Entre placeres prohibidos y diversiones peligrosas las brujas van creando magia. Palabras que se esfuman en el aire transformándose en realidades. Chispas de diamantina plateada van marcando lo que van tocando. Sentimientos de desconfianza es otro de los rastros que se van dejando. Los brujos van creando espejismos volviéndose trampas peligrosas para aquellos no tan astutos. Dejándose envolver en pasión y llevar por el momento van saciando su instinto animal. El sentimiento otorgado por el poder llega a ser la mayor adicción. Esto conllevando al punto más excitante de su vida.  

Para vivir en el paraíso hay que saber gozar y conocer muy bien la soledad. Los límites no han de existir. Nada es propio y todo es ajeno. El momento de aquí y ahora es lo que cuenta. Ni el pasado o un futuro tienen cavidad. La magia es lo que importa y entre mas mucho mejor. Hechizos van tatuando la mente y cada palabra perforara el corazón. Esto no es de importancia para aquellos que no poseen uno. Las noches siempre serán frías pero llenas de diversión. Poco a poco tus sentidos desvanecerán en otra dimensión

Miles de risas acabaran con el oír.

La seducción conquistara la vista.

El gusto será tentado ante manjares.

El tacto distinguirá el acabado azucarado de la magia.

El olfato te alertara cuando no puedas oler más el aire de la noche y el amanecer allá llegado.

Leave a Reply