Amor Agridulce

Tus bellos celos me han llevado a un abismo. Es un lugar lleno de secretos algunos sencillos y otros complicados. La amargura de esconder, engañarte y torturarme ahora es lo que has dejado en esta relación. Me temo confesarte que ya no has ni de saber en verdad quien soy. No me voy por terror a ti y esos celos que te ciegan mi amor.

Era una persona llena de vida y era alguien. Me enrede en tu vida y ahora tu esposa es lo único que soy. Solo habito en unos cuantos de tus pensamientos y mi individualidad se encuentra perdida en un sucio rincón de tu casa. Nada es mío y todo es tuyo. Ni la secretaria de la clínica, la vecina del apartamento 5, la dueña de la dulcería, y tampoco Ángela soy. Soy tan solo la esposa de Emmanuel el dueño y señor. Me perdí en ti y ni yo sé quién soy. Alparecer tampoco se quien quiero ser pues sigo aquí. El terror que tenia de perderme en tu vida se encuentra taladrando en mi corazón.

Mi cuerpo grita y llora a mares  ante tu presencia. Cada bello de mi piel se electrocuta al escucharte. Gritos de aquí y haya aturden mis sentidos. De repente el dolor me avisa de nuevos moretones y tus palabras se convierten en vidrios incrustados en mi mente. Me encuentro derrotada mas no destruida. El temor de morir entre tus manos me impulsa a esconderme. Huyendo de ti es como he sobrevivido a tus golpes.

Dijiste que no podías vivir sin mí.  Que yo era tu todo pero eso duro tan poco. Solo fui algo que usaste y luego me dejaste. Pero que cosas tan tontas digo si tú nunca estuviste. Entonces nunca me dejaste. Me rio de mi estupidez ahora que se cuanta soledad me acompaña. Tengo temor de volver a verte. Yo sé qué vergüenza tú no tienes. Pero yo si al ver sido embabucada con esas dulces palabras.

Terror, mi querido amor en lo que llevo apegado a mi corazón. He sido lastima y humillada sin ninguna consideración. Temo encontrar los monstruos que habitan en aquellos que dicen saber amar. Temo no encontrar el verdadero amor. Temo nunca amar y ser amada. Hay tanto temor en algo terroríficamente hermoso mi querido corazón.

Leave a Reply