Lienzo

He tomado un pincel después de tanto tiempo. Perdí el gusto por la pintura, por el arte. Hoy lo peor de mi me a vuelto la esperanza en la imaginación. 

Los colores van mezclándose dejando una difuminación preciosa. Todos juntos danzando creando una vista armoniosa. Pongo aquí y agrego haya. Colores y más colores creando tonos hechos una realidad.

Los azules reflejan el gran  y extenso cielo. Pasan de vibrante y profundo a pacíficos colores pastel. Entreverado está el blanco. Esos algodones de azúcar sin color en la espera de un toque de luz.

Los verdes van brincando de árbol en árbol. Cada planta tiene su propia vibración y su propio suspiro. El suelo no se encuentra deprimido y tampoco pensativo. Viviendo su mejor momento cuando esta alegre y lleno de vida. 

Los multicolores de flores van brotando salpicando el paisaje que he creado. Girasoles, Rosas, Margaritas, Lilas y tulipanes son unas de las flores en las que unos cuantos colibrís visita.

En la esquina de mi lienzo encuentras a un pequeño sujetando la mano de su madre. Algo tan simple y sencillo me recuerda lo cómodo que era ser un niño. 

Leave a Reply